domingo, 11 de septiembre de 2016

Sepelio de Aníbal José Gámez Plata: conmocion sanjuanera.





POR: Hugues Gámez Gámez.
hugaga6@gmail.com
hugaga6@hotmail.com
@huguesgamezg

Las imágenes corresponden al sepelio en la tarde del dia sábado, del jurista Aníbal José Gámez Plata, quien falleció el pasado viernes en la clínica san juan bautista de san juan del cesar a las 6: 45 p.m. aproximadamente, el deceso del profesional en derecho ha causado profunda conmoción en la sociedad, así fue expresado con el multitudinario acompañamiento hasta su nueva estancia de asiento, su última morada.

Las escenas de dolor vividas por la partida de Aníbal José, profundamente conmovedoras, las lágrimas derramadas, no son un signo de debilidad, Son las expresiones de los corazones puros, que reconocen en José Aníbal, como le llamábamos en la familia y en el pueblo, un hombre de buenos procedimientos en la sociedad sanjuanera.

Alguien en su sabio reflexionar decía que “la muerte deja un dolor de corazón que nadie puede sanar, el amor deja una memoria que nadie puede robar” la familia guarda en lo más recóndito de los archivos de sus sentimientos, esas memorias que les haz dejado para la posteridad, al final, el tiempo es un médico que sana todo dolor y tus enseñanzas como ser humano sobre la familia, siempre serán un tesoro perdurable en el tiempo.

Dijo el filósofo en su pensar, “cuanto más oscura es la noche, más brillantes son las estrellas, cuanto más profundo es el duelo, más cercano esta Dios”, es esta la resignación, a la que recurre, una familia consternada por tu prematura partida hacia al encuentro con el que  está presente en todas partes, en todos los lugares, de manera simultánea, DIOS.

El dolor es el alto precio que los seres humanos pagamos por el amor que les profesamos a nuestros semejante, más aun cuando son del mismo conjunto de ascendientes, descendientes y personas relacionadas entre sí por parentesco de sangre o legal, la familia, que es originalmente, la célula básica del conjunto de la sociedad, hoy en medio de tan intenso sentimiento de pena, tristeza, lástima que se experimenta por motivo de tu partida, la unidad familiar, de amigos, relacionados, nos deja  esta enseñanza: nadie sabe los muy fuerte que es, hasta que ser fuerte es la única opción que nos queda en la vida.

“LAS LÁGRIMAS NO SON PARA LAS PERSONAS QUE HEMOS PERDIDO. SON PARA NOSOTROS. PARA QUE PODAMOS RECORDAR, CELEBRAR, EXTRAÑARLAS Y SENTIRNOS HUMANOS”




No hay comentarios.:

Publicar un comentario